NUESTRA MISION

U.PO.F.I. somos una entidad cuya misión es Preservar los Derechos Humanos de los Policias, prestandoles asistencia jurídica penal y administrativa, a todos aquellos policias bonaerenses, que se encuentran falsamente incriminados en hechos, que no constituye delito, en el marco de del cumplimiento de sus funciones. Quienes a partir de un desafortunado hecho, son separados de la fuerza, y tratados como delincuentes por inescrupulos abogados, que nada le importa nuestra libertad, sino todo lo contrario, con el unico fin de reclamar indemnizaciones millonarias al Estado.


domingo, 14 de junio de 2009

CASO GARRIDO-EL JUICIO



Declaran culpables a los imputados por el crimen del policía Garrido
Así lo decidió hoy el Tribunal Oral en lo Criminal 5 de San Isidro; la semana próxima se decidirá la pena; el fiscal y la querella solicitaron prisión perpetua para la pareja acusada por el asesinato
El Tribunal Oral en lo Criminal 5 de San Isidro declaró culpable a la pareja acusada de asesinar al policía Aldo Garrido en febrero último durante un intento de asalto en el partido bonaerense de San Isidro.
La semana próxima se definirá la pena que recibirán Néstor Luque y Débora Acuña, ambos de 29 años por el "homicidio calificado".
Tanto el fiscal como la querella de la causa por el crimen de Aldo Garrido solicitaron hoy en sus alegatos que se condene a prisión perpetua a la pareja imputada por la muerte del suboficial.

Antes de los alegatos, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de San Isidro, integrado por los jueces Mario Kohan, Raúl Neu y Ariel Introzzi Truglia, escuchó a los últimos testigos del debate.
Entre ellos, dos peritos descartaron la coartada que ayer hicieron los acusados, en los que manifestaron que los disparos fueron involuntarios.
El jefe de la Policía Científica de San Isidro, Marcelino Cottier, aseguró hoy en el juicio por el crimen de Aldo Garrido que por un defecto del revólver calibre 32 que portaba el imputado Ernesto Daniel Luque era imposible que se le hayan escapado los disparos.
En tanto, la médica de policía Gloria Pellegrini, quien realizó la autopsia al cadáver, confirmó que el disparo que causó la muerte del efectivo fue efectuado por una pistola calibre 9 milímetros de Garrido, que le había arrebatado la otra imputada Débora Acuña.
También quedó descartado que Acuña haya disparado hacia el suelo, tal como lo dijo en su indagatoria, ya que no hay improntas balísticas en el piso de madera del local y porque el policía fue ejecutado por la espalda cuando aún permanecía de pie.
El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, concurrió hoy a los Tribunales de San Isidro para acompañar a la esposa del suboficial, acompañado por el subsecretario de Investigaciones de la cartera de Seguridad, Paulo Starc.
Tras la declaración de los expertos, el funcionario dijo a la prensa que "si estuviera en lugar de los jueces condenaría a los sospechosos sin ningún problema. Está probado el hecho y los agravantes que justifican la prisión perpetua".
El ministro dio que este juicio "es una demostración de que puede haber una justicia eficaz". "Hubo una tarea muy rapida de investigación y espero que se proceda así en el futuro", concluyó.
Por su parte, la esposa del policía asesinado, Marta Barberis, se mostró conforme con el juicio y dijo que dio confianza las palabras de la perito Pellegrini "le dieron confianza" de que quedó todo claro. "Senti un dolor terrible de escuchar los balazos que le pegaron, pero estoy contenta que se esclareció el caso", dijo la mujer.
Copyright 2009 SA LA NACION Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada